Jesús Salmón, “millonario” por octava vez

27 de agosto de 2017

Un año más, se celebró una de las citas más esperadas y que más atrae al público en la Semana Bolística. Y no es otra que la celebración del Torneo del Millón – Trofeo SIEC, una competición que bien podría decirse, sin miedo a equivocarnos, que es el Torneo de Jesús Salmón pues, con este, es su octavo triunfo. Si ya era el jugador con más triunfos en este clásico Torneo, anoche agrandaba su palmarés y sumaba uno más. Y ya van ocho. El siguiente con más triunfos es Tete Rodríguez, que cuenta con cinco. Si buscamos al siguiente jugador en activo con más triunfos tenemos que nombrar a varios, ya que Raúl de Juana, Óscar González, Rubén Rodríguez, Rubén Haya y Ángel Lavín cuentan en su haber con dos triunfos en este Torneo del Millón.

Un Jesús Salmón que, desde por la mañana, apenas daba opciones a sus rivales, a los que tomaba la delantera desde las primeras tiradas. Por la mañana se deshacía de Manuel Domínguez (126-119); por la tarde hacía lo propio con David Penagos (132-101). Se citaba así en semifinales con Jaime Ríos, a quien más le costó ganar, a juzgar por la ajustada diferencia, ya que venció por tan solo tres bolos (133-130). Llegaba así a la final, en la que se enfrentaría a Óscar González, digno de mención también, pues su participación fue sobresaliente, deshaciéndose de Isaac Navarro (142-126), David Gandarillas (137-121) e Iván Gómez (133-110).

Llegadas las doce de la noche, se daba una final inédita en una final del Torneo del Millón, pues era la primera vez que Jesús Salmón y Óscar González se veían las caras en una final de este Torneo. Prometía y mucho la final, y lo hizo, aunque no en cuanto a igualdad y emoción se refiere, ya que Jesús J. Salmón sacó al maestro que lleva dentro y demostró que hay Salmón “para rato”. En las dos primeras tiradas dejaba prácticamente la final decantada, momento en el que se dedicó a deleitar al público que se dio cita en el Polideportivo Valdáliga. En una bolera que para nada era fácil logró un registro a bolos de 161, levantando al público de sus asientos, que incluso sacaban sus pañuelos para vitorear al campeón, que se mostraba feliz a la par que emocionado tras lograr su octavo Torneo del Millón – Trofeo SIEC.